Etiquetas

,

¿Qué es el folclore?

Ese tema aburrido del que nadie quiere hablar… Sobre tradiciones y cosas pasadas que ya no importan. ¿O sí?

Muchas de las costumbres, la cultura en general, el ser común y social se ha generado a lo largo de toda la existencia de nuestra especie. ¿Realmente no sirven para nada? Como nosotros, las tradiciones han sufrido un proceso de adaptación y han perdurado solo aquellas que proporcionan alguna utilidad. El cante, por ejemplo, debió surgir de la necesidad: como entretenimiento y alivio en momentos de precariedad, de soledad; o como motivo de celebración en las plazas de los pueblos, las reuniones y romerías, pero siempre con un trasfondo de necesidad espiritual. Un ejemplo actual podría ser cuando se canta mientras se realiza un trabajo repetitivo, ya que es una manera de, entre otros, no quedarse dormido. De probar ser algo más que aquellas ovejas que acompañaban al pastor durante largos meses de soledad. Y el folclore se dedica a recoger, estudiar y conservar las tradiciones y leyendas populares. Leamos detenidamente la palabra original inglesa folklore:

Aplicado a la danza, se puede decir que son bailes sin academicismos, con una estructura y coreografía más o menos fija. Representan o son en sí mismos reflejo de costumbres, ritos y creencias. A estas danzas se las ha menospreciado un poco, ya que se ha pensado que son simples y que cualquiera puede bailarlas. Aunque en muchos casos la ejecución pueda ser relativamente sencilla, el aire que termina de darle sentido al baile es algo difícil de lograr si no se ha empapado uno un poco en las circunstancias circundantes. Además, hay bastantes danzas tradicionales que son de gran complejidad técnica o, cuanto menos, que exigen cierta resistencia física. Así, os pongo por ejemplo de este fandango inspirado en el folklor vasco, o esta jota de Zaragoza.

En España se cuenta con tal cantidad de danzas populares como en pocos lugares del mundo. Cada rincón posee sus bailes típicos, con particularidades únicas y originales; siendo una verdadera manifestación de la cultura lugareña. Y la diversidad es tal que una isa canaria no se parece en nada a las habas verdes de Castilla, ni al zortzico vasco o los verdiales malagueños. Desgraciadamente, muchos de estos bailes así como las tradiciones que pueden datar de muchísimos siglos atrás, han desaparecido o están a punto de hacerlo. Como dijo Mauss hace un siglo:

Con los últimos viejos de cada pueblo caen las costumbres, el conocimiento de los mitos, de las leyendas, de las fábulas, de las técnicas antiguas, de todo lo que constituye el saber y la originalidad de una civilización.

Un excelente documental con el que disfrutareis es “La criba de la tradición”, donde se habla de la agonizante situación actual del folclore en España. Seáis amantes del tema o no, este reportaje no os dejará indiferentes.

FUENTES

EXTRA

Si finalmente os interesáis por el documental “La criba de la tradición”, os quiero citar a varios de los entrevistados para que podáis seguir indagando: Vanesa Muela, Grupo Mayalde, Cátedra de Estudios sobre la Tradición de la Universidad de Valladolid, Museo Etnográfico de Castilla y León y Joaquín Díaz.

Anuncios