Etiquetas

El sábado pasado acudí a una clase de iniciación al tango argentino. Desde luego, siempre se puede seguir aprendiendo…

10592699_650381701741730_1216519809188103353_n

Ávida de toda experiencia que pueda aplicar a mi danza, la española, me encontré con ciertos conceptos muy interesantes:

Peso en la punta de los pies (aunque no estés de puntillas), como tantas veces nos dicen en clase (y tantas que se nos olvida). El estilo y elegancia con la que los bailarines de tango se mueven es inigualable. La pierna sale desde arriba, desde la cadera.

Estás en contacto necesario con tu pareja. Tienes que sentir dónde está su peso, coordinaros, y crear cierta tensión en los brazos con los que estáis en contacto para no pisaros. Quien controle el paso (normalmente el chico) debe avanzar sin titubeos para que la otra persona pueda responder con la misma intensidad y actuar rápidamente sin ser pisada.

Os animo a que asistáis a la siguiente y, de momento, última clase gratuita, el próximo sábado en Plaza De Armas, Sevilla.

Toda la info en Tangueando en Sevilla

Anuncios