Etiquetas

, ,

Dentro de la variedad de danzas típicamente gallegas, como son la jota, la pandeirada, el fandango, el maneo, etc., es la muñeira la más resonada de todas. Como género musical, se distingue principalmente por su compás de 6/8, rápido y vivo, del cual existen algunas variantes dependiendo de la comarca.

Existe una clasificación de la muñeira en dos tipos:

  • Muiñeira nova. En la que se acentúa la primera corchea de las tres que componen el ritmo base. Como baile, sigue un esquema coreográfico tradicional en el que un grupo de parejas de hombres y mujeres baila haciendo coreografías basadas en tablas o ruedas. Normalmente cuando se habla simplemente de muñeira nos referimos a este tipo.
  • Muiñeira vella, también llamada empuñada o ribeirana, particularizada por tocarse la pandereita. En la que se acentúa la segunda corchea, produciendo una sensación rítmica diferente. Puede bailarse en combinaciones de uno o dos hombres frente a varias mujeres, dependiendo de la tradición local. Se considera de origen anterior a la muiñeira nova; etimológicamente, vella (gallego) significa vieja.

La muñeira es una danza folclórica gallega de ritmo rápido. Su origen es discutido, pero comúnmente se afirma que fue en los molinos (muiños) donde se molía el trigo y el maíz donde nace este baile; haciendo más llevadero el tiempo de espera de la molienda. Para algunos estudiosos es un baile de asimilación reciente, no habiendo testimonios escritos anteriores al siglo XIX.

Como baile tradicional se interpretaba en fiestas, romerías y en cada reunión social donde se permitiese. Si se disponía de gaita, se prefería; pero, si no, un grupo de percusión más o menos improvisado bastaba. Algunos de los instrumentos de percusión podían ser: el bombo, el tamboril, la pandereta, el charrasco, conchas, etc.

La danza era colectiva, normalmente de tres a ocho parejas colocadas frente a frente formando una fila. La estructura musical, compuesta de copla y estribillo, reflejado en la danza en partes de punto y paseo. Un hombre hacía de guía, interpretando un punto, construido más o menos improvisamente a base de embotados, saltos, picados/picadiños y otros pasos; y el resto del grupo repite los movimientos varias veces, mientras dure la parte de la copla. Durante la parte del estribillo, con duración de unos 16 compases, el grupo realizaba paseos, en círculo, girando las filas alrededor del centro, u otras figuras coreográficas similares. Tanto el punto como los paseos se ejecutan con los brazos en alto o haciendo leves dibujos que dan mas gracia a la interpretación.

En la muiñeira vella uno o dos hombres bailan con dos o más mujeres. El hombre rinde homenaje a su acompañante, realizando pasos complejos y movimientos airados, mientras que la mujer tiene un papel secundario, limitándose a seguir al hombre con paseos con forma de ocho, y con una actitud más recogida y discreta.

En la actualidad el baile de la muñeira se sigue interpretando mucho, tanto de forma improvisada en ferias y fiestas; como en exhibiciones y actuaciones, donde el componente de improvisación desaparece a favor de una mayor calidad interpretativa. Ciertos grupos folclóricos incrementen la dificultad coreográfica de uno o dos puntos, mientras que otros reflejan solamente figuras o esquemas de carácter puramente tradicional.

Ejemplos de piezas conocidas son la Muiñeira de Chantada y la Muiñeira de Lugo.

Fuente:
Entrada Muiñeira, Na Galipedia (a Wikipedia en galego).

Anuncios