Etiquetas

, , ,

A continuación una lluvia de ideas, recopiladas de manera personal, sobre la mesa redonda de Danza Española que tuvo lugar en el III Congreso Nacional de Danza, en Córdoba. Dicho evento reunió a Antonio Najarro, Manuel Segovia, Rafaela Carrasco y Cristina Gómez; y éstas son principalmente sus reflexiones, así junto a las de algunos congresistas asistentes como público.

Hace falta mayor unidad y esfuerzo conjunto. Mentalizarse de lo poco que ocupamos en el mundo y de la relación proporcionalmente directa que comparte el sector. Esto es, si a uno le va bien, a otro también; y viceversa. Es importante que reflexionemos para saber apreciar el esfuerzo ajeno de crear un espectáculo, esté o no en sintonía con nosotros. A nivel colectivo, existe la Asociación Emprendo Danza, asociación de ámbito nacional constituida por compañías dedicadas fundamentalmente a actividades de producción, distribución de danza. Podéis ver sus interesantes objetivos aquí.

Mayor difusión en medios de comunicación masivos, como por ejemplo en canales de televisión públicos, que no se mueve solo por lucrarse y se puede permitir buscar la riqueza cultural. Ha habido precedentes recientes muy populares. Pero para ello es indispensable que los distribuidores y unidades de gestión estén interesados en que haya más programación en danza. Y ello se lo tiene que pedir el público. Cómo: haciendo propuestas que no resulten desconocidas, que sean actuales de alguna manera. Algunas ideas para ponerlo fácil sería aprovechando el tirón de otras disciplinas, sean de danza o no, para actualizar el espectáculo, bien sea a nivel coreográfico, musical, de vestuario, escenografía, luces, temática…  Otra manera de dar visibilidad sería mediante propuestas como las que se están realizando en el Ballet Nacional de España, de apertura al público en los ensayos, desfilando en pasarelas, etc. Personalmente, la tarea de su director artístico, Antonio Najarro, está siendo excelente en el plano de difusión pública mediante la apertura de cuentas en redes sociales, permitiendo que el gran público les conozca. Asimismo, el hecho de coreografiar con elementos españoles a patinadores para competiciones mundiales también hace que la danza española sea más conocida.

¿Por qué se ha perdido el esplendor de otra época? 

  • No se fomenta el gasto en cultura (el cultivo del individuo).
  • No se educa en que no hay nada gratuito, y la cultura tampoco. Acostumbrados a subvenciones, hace que no apreciemos el coste real y es un agujero de competencia desleal para compañías no subvencionadas.
  • No se puede regalar (es caro, y el bailarín tiene una dignidad).

La repercusión mundial se llevó a cabo por el esfuerzo personal de grandes de la danza. Una de las propuestas (concretamente de Manuel Segovia) fue que se utilizase el sello Dance from Spain, para obtener respaldo oficial del Estado. Además, objetó que el modelo de compañía privada se ha quedado obsoleto: corresponde a una Sociedad Limitada, cuya estructura limita la creación y producción de obras. Como respuesta, otro contertulio propuso que aprendiésemos del modelo americano de mecenas. Por otra parte, queda por reclamar dignidad a la creación coreográfica: la proporción de los derechos de autor coreógrafo/ compositor es de 10/90. Siendo, en muchas ocasiones, la difusión de la música gracias al trabajo del coreógrafo, que de otra manera no se habría dado a conocer. Así que ya ven, el papel de mejorar el estado de la danza hoy en día también se apoya en juristas y abogados que actualicen las leyes.

También es primordial aumentar la presencia de la danza en la educación, especialmente en los niños. Falta comunicación y formación a nivel cultural. Se podrían hacer jornadas de puertas abiertas en el conservatorio para escuelas, colegios, etc.; así como acudir nosotros a esos centros.

¿Por qué el Ballet Nacional de España no emite vídeo grabaciones, recopilando tanto su trabajo actual así como obras clásicas de nuestra danza?

La respuesta la dio Antonio Najarro, por supuesto. Nos aclaró que él forma parte de la dirección artística, diferente de la producción, que es llevada a cabo por el INAEM. Para abrir las producciones es necesaria su aprobación y que entre en el presupuesto. Toda publicación tiene que ser sponsorizada. Si un bailarín sale en, digamos, una promoción de youtube, durante más de tres minutos, deben pagarle derechos de imagen. Como ejemplo de las dificultades nos cita la publicación de un libro, no ya por el BNE, si no por uno de sus bailarinas. El libro se titula Quiero bailar flamenco, habiendo sido su primera edición un éxito infantil.

Mi propuesta: crear campaña (por twitter, recogida de firmas online o similar) para producciones audiovisuales del BNE. Eso conllevará mucho esfuerzo y dedicación, pero aun así animo a los que estéis más avispados en estos temas a crear una plataforma desde la cual podamos realizar el proyecto.

Este resumen de lo que me han parecido los puntos principales sobre las reflexiones realizadas en la mesa redonda no pretende apropiarse de ideas ajenas más que para que sirva de guía e inspiración para mejorar la situación de nuestra danza española. Si, no obstante lo dicho, considera que debiera hacer cambios con respecto a los derechos de autor, le ruego lo comunique inmediatamente. Asimismo, animo a los lectores que estuvieron en el evento a que compartan también sus conclusiones y apuntes.

Anuncios