Etiquetas

, ,

Ayer, alumnos de la especialidad de Danza Española del conservatorio de Sevilla pudimos participar en una clase magistral con la bailarina y coreógrafa Paloma Gómez.

composición

Durante la clase pudimos trabajar varios ejercicios de palillos, braceo, algún zapateado y variaciones; todo lo que la brevedad de la clase nos dio de sí. Pero lo que más me llevo no son las variaciones, por distintas o interesantes que sean, sino esos pequeños detalles; de postura, movimiento de brazos, el reflexionar una vez más sobre el escuchar y mirar a los compañeros (de lo cual se aprende mucho), y las palabras de la maestra sobre mover la cabeza: primero miras, después mueves la cabeza (tal cual haces normalmente, cuando no bailas). Fijar la mirada una vez se mueve la cabeza, y mirar de verdad. Ha sido una estupenda oportunidad para aprender y disfrutar la danza.

Si asististeis al cursillo, os animo a que compartáis vuestras reflexiones con el resto de lectores.

Anuncios