Etiquetas

,

“Debo estar en lo cierto. Ni una aspirina. Ninguna lesión en mi vida. El país entero, el mundo, debería practicar mis ejercicios. Serían más felices.” – Joseph Hubertus Pilates, 1965, con 86 años.

¿Por qué el Pilates está de moda?

Pilates es un método de ejercicio y movimiento físico diseñado para estirar, fortalecer y equilibrar el cuerpo. Se centra en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral, por lo que es muy usado como terapia en rehabilitación y para, por ejemplo, prevenir y curar el dolor de espalda. Se practica en todo el mundo y debe una parte de su cada vez mayor popularidad a que es practicado por personajes famosos del mundo de la música, el cine, la danza o el deporte. Pero por mucho que esté de actualidad, quien lo prueba con un buen profesor, REPITE.

Beneficios

La respiración intercostal cumple un papel primordial en el método. Los resultados de la buena práctica son muy significativos: mayor capacidad pulmonar y mejor circulación sanguínea son los primeros fines perseguidos.

Mejora de la fuerza y flexibilidad, especialmente del abdomen y músculos de las espalda. El fortalecimiento del centro de control, como una faja que rodea toda la zona lumbar y abdominal, es precisamente la clave de todo el método, lo que habilita al cuerpo a moverse libre y equilibradamente, evitando movimientos y compensaciones perjudiciales. Todos los movimientos se inician y se sostienen desde esta zona, cuya utilización debe estar siempre presente durante la práctica de los ejercicios. Es por ello que la postura y el equilibrio mejoran, repercutiendo asimismo sobre el refuerzo de la densidad osea y articulaciones, al ser un ejercicio de bajo impacto. ¡Todo el mundo puede realizarlo!

Bundesarchiv Bild 102-11617, Hannover, Schülerinnen der Logis-Schule

Los ejercicios están fundamentalmente compuestos por movimientos controlados, muy conscientes, y coordinados con la respiración, con el fin de crear un cuerpo armonioso, coordinado, musculado y flexible. A través de la práctica, la mente va tomando conciencia de las capacidades, limitaciones, fortalezas y debilidades del cuerpo para mejorar el estado físico y mental. Muchos experimentan una conciencia corporal positiva por primera vez. El método Pilates enseña equilibrio y control del cuerpo, y esa capacidad se extiende a otras áreas de nuestra vida.

En definitiva, es una actividad física muy técnica, donde la correcta ejecución de los distintos elementos que componen cada ejercicio es más importante que el número de repeticiones o series.

Origen del Método Pilates

Joseph Hubertus Pilates (Alemania, 1880– EEUU, 1967) fue el creador de un método de entrenamiento físico-mental al que llamó Contrología, debido a que recalca el uso de la mente para controlar el cuerpo, pero buscando el equilibrio y la unidad entre ambos.

La enfermiza infancia de Joseph hizo que se esforzase por trabajar su débil musculatura, llevándole a estudiar el cuerpo humano, movimientos animales, filosofías orientales y los métodos de entrenamiento de los antiguos griegos y romanos, a los que admiraba porque consideraba que habían conseguido el ideal de equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Así, practicó diversas disciplinas que influirían en su método de entrenamiento, como culturismo, lucha, yoga, taichí, meditación zen y gimnasia, a lo que sumó el estudio de la mecánica corporal y de la correcta respiración. Fue tal su determinación para mejorar que a los catorce años, superadas sus enfermedades, comenzó a posar como modelo anatómico y con el tiempo se convirtió en un gran deportista.

Pero fue trabajando como enfermero cuando comenzaría a desarrollar su método para mejorar el estado de salud de otros mediante el ejercicio. Para los más débiles y enfermos montó sobre las camas un sistema de poleas y cuerdas para ejercitar los músculos, lo cual fue el origen de algunos de sus posteriores aparatos (reformador, trapecio, silla y barril). Con el tiempo desarrollaría un gran número de ejercicios para ser realizados en ellos, así como otros para ser practicados simplemente en el suelo, sobre una colchoneta.

Más tarde montaría un estudio para enseñar su método, haciéndose popular entre coreógrafos y bailarines, cuyas lesiones derivadas del entrenamiento intensivo les obligaban a pasar largos periodos de recuperación e inactividad.

Os animo a seguir leyendo su biografía aquí, es realmente interesante.

 

Referencias

Anuncios