Etiquetas

, , ,

Ha sido componente de la compañía de Javier Barón y la Compañía Andaluza de Danza, primera bailarina del Ballet Nacional de España… La bailarina, maestra y ahora coreógrafa nos concede una entrevista en exclusiva para este blog. Comentaremos brevemente su trayectoria, así como eventos actuales.tamara_lopez


¿Cómo afecta la danza a tu vida?

Yo bailo desde muy pequeña, he de decir que un poco el motivo por el que bailo es porque mi padre en su día pensó que sería buena idea; yo era tan pequeña que esas cosas es como que no las piensas; tenía cinco años. Y no se equivocó para nada, porque Úrsula y yo empezamos juntas, y muy bien, todo el aprendizaje que hicimos de danza clásica, danza española y flamenco todo a la vez, desde pequeñas. Luego ha sido mi vida realmente, lo que empezó siendo algo pues como un hobbie, ha sido mi vida porque me dedico a ello. Me dedico a bailar profesionalmente desde hace ya muchos años, como 20 años. Y bueno, qué te puedo decir, pues eso, que afecta absolutamente en todo, además mi marido es bailarín también, o sea, es todo. Afecta muy directamente a mi vida personal.

Durante tus 12 años de estancia en el Ballet Nacional de España (BNE), ¿cómo has cambiado artísticamente?

Entré como cuerpo de baile, con la dirección de Aída Gómez; y estuve como dos, tres o cuatro años, no recuerdo bien. Ascendí a la categoría de solista, y ahí he estado hasta que me he ido. Yo he sido solista del BNE, y sí que he hecho muchos roles de primera bailarina, con todas las direcciones en que he estado; que eso pues te enriquece en todos los sentidos. Primero, por los maestros con los que he trabajado, como Antonio Gades, José Antonio Ruiz o incluso Pilar López; que aunque era muy mayor cuando la conocí, pude verla yo directamente y, hacer lo que hicimos en su momento, que fue el concierto de Aranjuez, eso te enseña muchísimo. A parte, bueno pues la presión de estar al frente de un BNE, dando la cara como primera bailarina o como solista. Es una presión que al final se convierte en algo positivo, aunque se sufre, no te digo que no, pero sí que te enseña mucho.

tami_ballet

¿Crees que el pasar por el BNE supuso tu consolidación profesional?

Sí, sí, sí, por supuesto. Supuso mi consolidación totalmente.

Sobre el nivel de entrega de estar en una compañía cono el BNE, ¿tú crees que es elitista?, ¿o no es más que  lo que la profesión en sí misma exige? Ser bailarina ya en sí mismo exige bastante, entonces…

Yo creo que sí, que exige, la profesión exige una dedicación de muchas horas, y en el Ballet pues se cumple porque es que si no, no sería posible. En el BNE se cumple ese requisito porque tienes que tener una preparación fuerte de clásico, con lo cual cada día hay una clase de ballet y después pues ensayar las diferentes coreografías que se estén representando: de repertorio, de nuevos montajes… entonces eso es una dedicación absoluta.

¿Elitista? Bueno, no sé, sí que es verdad que para bailar son necesarios varios factores, porque si no todos bailaríamos, y tampoco es eso. Pero si que creo que está al alcance de mucha gente que lo desee y que luche por ello, no necesariamente tiene que ser ‘es que tienes que tener absolutamente todas las condiciones’. Creo que también con ganas y trabajo se consigue, totalmente, porque lo he visto en muchos compañeros.

¿Algún comentario sobre las condiciones salariales de los bailarines BNE y las huelgas recientes que ha habido?

Sí, estoy al tanto sobre la huelga de mis compañeros y bueno, creo que es bastante lógico lo que están haciendo porque su trabajo no está reconocido, empezando por ahí. Entonces, si partimos de eso, tenemos que buscar, tenemos que plantearnos también el estar en una realidad, y la realidad es en la que vivimos, que hay muchísimos problemas alrededor muy graves en todos los ámbitos y  que a lo mejor 30 bailarines pues no son tan importantes. Yo lo sé, que eso es la realidad, pero sí que también sé que de alguna forma alguien tendría que venir y pensar en esos 30 bailarines, 35, 40, no sé la plantilla exactamente cuántos son ahora, y por lo menos dar el primer paso de pensar en unos contratos indefinidos, eso no estaría mal.

No estaría mal porque creo que, como yo hablo por mí, he dejado doce años de mi vida allí, son muchos años, un trabajo muy grande y te vas sin más, o sea, se acabó, hasta aquí he llegado. Entonces sí que de una forma el que tuviesen un contrato indefinido ya sería una mejora importante. Aunque yo sé que no se puede pedir, porque es lo que te digo, vivimos en un momento en el presente que hay cosas muy difíciles, que hay situaciones muy difíciles,  y que alguien que escuche esta noticia igual dirá, “¿pero esto qué es?, ¿cómo alguien se plantea…?”; pero sí que tiene su lado porque es una profesión muy sacrificada , donde te dejas toda tu vida, porque además todo ocurre en una edad muy temprana, durante muy poco tiempo, alejada de todo; o sea te centras solamente en eso y entonces creo que tendría que tener por lo menos esa recompensa.

Con lo cual pues, bueno, apoyo totalmente a los compañeros que han hecho esta huelga y espero que consigan, de verdad, algo positivo para todos, para los que están y para los que en un futuro estén; porque siempre se ha intentado por un lado o por otro, y nunca ha salido del todo bien, entonces si ahora se consigue algo, pues yo estaría feliz; porque la verdad es que es una entidad a la que adoro en todos los sentidos, porque me ha dado mucho. Allí están mis amigos, allí conocí a mi marido; o sea que es algo que significa mucho para mí, entonces cuando veo que pasan cosas así, pues me duele.

Además al ser algo Público debería dar ejemplo, cuidarlo un poquito más de lo que se cuida. De ahí han salido personas importantísimas que son los pilares de la danza aquí en España. Te quedas un poco triste cuando ves esto. Espero que se consiga por lo menos un poquito de reconocimiento y que vea un buen fin.

*Novedades a fecha de publicación de esta entrada*

Cambiando un poco de tema, ¿con qué obra que hayas interpretado te has sentido más identificada?

tamara_danza2Identificada puede ser con muchas, porque he hecho muchas cosas muy bonitas; además algunas hechas y creadas para mí, como fue el montaje de El Loco, que lo hizo Javier Latorre. Pero sí que tengo que decir de alguna que sea muy especial para mí es con Fuenteovejuna, porque bueno, aparte de ser el personaje principal (Laurencia), el trabajar con Antonio Gades, que quedará para siempre en mi memoria, y en mi corazón. Y además ahí fue donde conocí al que actualmente es mi marido, que era el personaje principal del chico, entonces es un poco como  una historia de amor que cuando lo cuento es como muy ñoño pero sí, es la realidad, o sea que es bonito, tiene su lado bonito y me quedo con eso, con Fuenteovejuna.

¿Con cuál has asumido un mayor reto?

tamara_bne_2He asumido un reto grande pues por ejemplo con El Loco, fue un montaje muy difícil a nivel interpretativo y técnico; pero muy reconfortante a la vez, porque creo que se cumplió el objetivo. Y después he de decir de una coreografía que bailé con Carlos Rodríguez y que la montó José Antonio Ruiz que se llama Romance de Luna. En su momento la bailó él, José Antonio, con Makarova; después la bailó con Lola Greco y después la he bailado yo con Carlos. Eso para mí es algo muy especial. Primero porque era algo muy difícil técnicamente, pero a la vez me siento muy identificada porque tiene un lado clásico y lírico muy fuerte, con cuyo ámbito siempre me reconozco.


Háblanos sobre la proyección que estás preparando junto a tu hermana Úrsula y a Leonor Leal, titulado JRT (Julio Romero De Torres), que se presentará el 13 de septiembre en la próxima Bienal de Sevilla, ya habiendo sido estrenada en el festival de Jerez de este año.

jrtCon mucha ilusión, algún cambio, aunque en Jerez salió bien, muy contentas las tres, Úrsula López y Leonor Leal. Esto sí que es el gran reto de mi vida. O sea, cuando alguien te monta y te dirige, tú tienes la responsabilidad de llevarlo a cabo, pero no te metes en el otro lado. Y entonces que sí que lo he vivido de primera mano el estar dirigiendo algo. Por supuesto con el apoyo de mis compañeras, que sin ellas no hubiese sido posible, y con Pedro G. Romero que ha sido el artífice de toda esta historia que al final ha salido.

Tengo que decir que a mí me encanta, es muy bonito, la palabra es precioso. Es muy flamenco, y tiene una parte muy importante de interpretación. Un trabajo con coreógrafas contemporáneas como son María Muñoz y Mónica Valenciano, y ya al decir esos nombres yo creo que el espectador pensará: “¿Y qué va a pasar?” ¿No? Porque con estas dos personas la verdad es que la movida es importante. Pero muy contenta de haberme metido en este proyecto. Espero que ahora en Bienal, con algún cambio que sí que tenemos pensado hacer,  que estamos trabajando en ello ya* (la entrevista se tomó en julio)*, porque claro,  ya lo que nos queda es nada, pues veremos qué tal el resultado final y esperamos que a todo el mundo le encante.

Es un trabajo que está cuidado hasta el último detalle, pero de verdad, o sea desde la música hasta la letra hasta el color del vestido, porqué se canta aquí y no allí, el cuadro que se llama tal con la coreografía tal con… o sea todo está muy pensando, entonces creo que hay un trabajo muy importante en ese sentido; no solamente decir “bueno tú dame una música que yo monto”, no ha sido así para nada. Yo le doy mucha importancia  a eso porque creo que es muy difícil y necesitas mucha dedicación, conlleva un trabajo fuerte de investigación; no está hecho porque sí, está ajustado al milímetro. Gustará más o menos,  la opinión de las personas que lo vean por supuesto ahí está. Pero yo estoy muy satisfecha con el trabajo porque está hecho muy minuciosamente, no solamente por hacer algo, “bah me voy a presentar por hacer algo”, no, es muy al detalle. Y eso sí me ha gustado mucho, trabajar de esa forma.

*Más info y fotos en este reportaje de su estreno en Jerez.*

*Entradas, si es que queda alguna todavía.*

Tras tu paso por el BNE, montaste tu escuela en Sevilla junto a tu hermana. ¿Por qué elegiste ese camino?

Cuando quedé embaraza fue el detonante de terminar mis días en el Ballet, porque ya mi vida cambiaba demasiado y yo también quería dedicarle mi tiempo a mi familia. Y entonces el quizás montar una escuela fue, primero porque tengo un lado fuerte en el que me gusta tratar con la gente, enseñar y transmitir lo que sé o lo que he aprendido de otras personas, de otros maestros; eso, me encanta. Pero en Sevilla, porque la tierra tira; no soy sevillana pero soy de Córdoba, y vine a vivir a Sevilla antes de irme a Madrid. Estuve formándome también y entonces era una forma de volver un poco a mi tierra.fde.png

Una escuela porque da también cierta estabilidad. Yo, pensando en mi familia, es como mi sitio de trabajo de cada día. Esto también te permite el poder desarrollar otros proyectos porque tienes el lugar donde puedes hacerlo, sino siempre estás dando tumbos (“ahora tengo que buscar un sitio donde montar…”). Si quieres hacer algo, el sitio lo tengo al menos; también tiene que ver con el lado de seguir montando espectáculos, otros proyectos que estarán ahí, porque me siento siempre bailarina que es lo que soy, aparte de maestra que me encanta ser y enseñar y soy feliz con mis alumnos pero que creo que ese el es motivo de la escuela.

Nadie es profeta en su tierra, en tu escuela se ve como en estos cursos, en verano por lo menos que es lo que he probado, la mayoría del alumnado es extranjero; y es reclamada tu presencia por asociaciones internacionales, como la Spanish Dance Society; para la cual acabas de venir de Londres. ¿A qué crees que se debe este aparente desconocimiento de nuestra propia cultura en España, en lo referente a la danza y en concreto a la danza española?tamara_danza

Es verdad que aquí en Sevilla no hay demasiada afición a la danza española. Yo que he estado mucho tiempo en Madrid, allí se percibe que hay muchísimo más movimiento en ese ámbito. Aquí, en Sevilla, pues quizás es que el flamenco es muy difícil competir con él, no sé, porque  es algo muy fuerte que llega a cruzar fronteras y a cruzar mares. Porque es que hay chicas que vienen del otro lado del mundo, y sin embargo no se lo piensan, o sea, cogen su maleta y se vienen.

Quizás hay cierto desconocimiento. Yo en Sevilla he empezado desde cero, no he hecho ni mi carrera, yo la he hecho en Madrid,  y entonces mi objetivo está en eso, en que la gente me conozca, la gente de aquí de Sevilla, de Córdoba, de Jerez, la gente de más cerca para que sepan que tienen un sitio donde acudir si les gusta a la danza española y que creo que pueden aprender, paso a paso, de menos a más.  Va por ahí el camino, tampoco es algo que sea de un día para otro; una evolución. Porque ya te digo el flamenco tiene mucha más fuerza en ese sentido y atrae mucho mas a cualquier persona, pero también para la danza estilizada o para la escuela bolera se necesita también una formación mucho más completa, más de danza clásica; y entonces es más complicado. Para una persona que no tenga formación, ponerse a bailar flamenco relativamente lo puede conseguir y poco a poco con los años se consigue y te vas formando, y con la danza española no pasa igual.

Pero bueno, estoy contenta, tengo muchos alumnos que se han interesado, viniendo de otras disciplinas y poco a poco pues se escucha la danza española en Sevilla, ese es mi objetivo. Voy a luchar por ello, siendo este el punto de origen de la escuela bolera sevillana.

Por último, te invito a que compartas alguna reflexión con los lectores.

Desde luego no es fácil bailar.

El otro día, estando en Londres, venía con nosotros una chica de Jerez, de 16 años,  que iba a tomar los cursos, y nos sentamos a hablar sobre qué va a pasar; ella tiene toda la ilusión, y lo que le dije es lo que creo: sé que no es fácil bailar, porque no hay mucho trabajo, no hay muchas compañías, es difícil, pero si a alguien le gusta de verdad creo que se tiene que dedicar en cuerpo y alma, porque lo tienes que intentar. No es tan difícil el poder llegar a bailar profesionalmente, o por lo menos merece la pena intentarlo.

Evidentemente  los estudios son muy importantes. Las personas que además son adolescentes que se están formando en todos los sentidos y no deben olvidarse nada, tienen que tener la fuerza de seguir adelante con todo: con los estudios, con el inglés… con todo.

Pero si es verdad que si el baile te gusta también tienes que seguir, tienes que intentarlo; porque si vas ya pensando en que no… pues la ilusión es muy importante. Y yo hablo por mí misma, porque yo he vivido en Algeciras, allí es donde me he criado, aunque yo soy de Córdoba, pero me he criado allí. Está muy lejos de todo, allí no hay nada sin embargo me encontré una maestra maravillosa, mi gran maestra, Lola Manteca y Ana Rosa Ruiz y mira, llegué, o sea  estaba muy lejos, estaba todo muy difícil y era inalcanzable poder, impensable llegar a un BNE y sin embargo llegué al BNE, he conocido, he hecho mi carrera profesional.tl.png

O sea que no es tan difícil porque lo sé por mí misma, sé que no es fácil, porque existen muchos obstáculos en el camino, pero no es imposible. Entonces como yo lo creo, pues es lo que le transmito a la gente, que hay que luchar por eso y hay que seguir adelante, el no siempre está y es difícil, por supuesto, pero hay que intentarlo y ese es mi consejo a todas aquellas personas jóvenes que se quieren dedicar a bailar, que sí que es posible.


Para saber más sobre Tamara López, te animo a que leas su biografía en la web de su Escuela De Danza Flamenco.

Imágenes procedentes de esa misma web bajo el consentimiento de la retratada.

Anuncios