Etiquetas

,

Hoy ha sido un día lleno de emoción en el Conservatorio de Danza de Sevilla.

La sorpresa iba para Ella, para una gran maestra de flamenco y de danza española, y resulta que nos la dio a nosotros. Incautos alumnos, deseosos de ver y conocer más sobre aquella de la que hablan, desde el más profundo respeto y admiración, varias generaciones de artistas.

img-20160923-wa0008

 

Matilde Coral, con ese primer discurso improvisado has conseguido arrancarnos un latido al unísono por lo que dices ser tu razón de vida: Bailar, bailar, ¡bailar! Pusiste palabras a la emoción de toda una vida dedicada a la danza y enseñar todo lo que sabes; con disciplina, y técnica, sí, pero desde la verdad, abriendo el alma.

“Deberían dejar de usar la palabra ejecutar- ejecutar un paso- para la danza, porque la danza es vida y ejecutar es muerte.”

Desde mi humilde blog, quiero darte las gracias, a ti y a todos los que han seguido tu escuela, porque hoy ha sido una celebración para todos los que hemos estado en el acto.

Anuncios